domingo, 21 de mayo de 2017



Hemos vuelto a vivir
lo mismo
de ayer y
de mañana.
El agua sube ya,
cubriendo
los días
y las horas:
de mí
ya sólo queda
el mar claro y naciente,
de mí
ya sólo queda
el mar, triste, apagado.

Jardinero de Cizaña (2)

Luis Hernández

jueves, 18 de mayo de 2017

jueves, 11 de mayo de 2017

miércoles, 3 de mayo de 2017

las telas de la noche



en mi claustro...
siento sueño al llegar a casa... el 26 de mayo se acabará una fase importante...y estoy exhausto .

hace unos días hablé con carlos, me disculpe porque en la semana "era consciente que no había producido mucho", él lo sabia, claro que lo sabe, acento la mirada y me dijo que esperaba que me diese cuenta solo, que prefirió observar como lo solucionaba..., sabía lo que me pasaba, después de hablar un rato le pedí parte del otro día, llegar más tarde...tener el espacio/tiempo mínimo para poder por fin...sentirme triste...


y procesar...

















eso hice.





y ya.

jueves, 27 de abril de 2017

os

no estigmatismo la absurda rutina del oficio, de aprender la técnica.
las tazas de café a lo largo del día, lo pertinente de comentarios aislados cruzando la oficina en referencia a lo trabajado.
Me he convertido en diseñador. Y me gusta.
en la universidad, siempre fue en lo que más sobresalí. Nunca me intereso leer los reglamentos, ni mirar referentes, pensaba absurdamente que la conciencia debía expresarse libremente en busca de una propia identidad. Admiraba el trabajo de Miralles porque veía en él aquello. Reducía la parte técnica al "criterio común"  y en uno u otro consejo de algún buen amigo. Nunca sentí aprecio dogmático a ningún docente. Sentía mas bien, un olor a naftalina en la mayoría. Aborrecía eso. 
Aprecie siempre a Karina (y ahora también a sus ciudades invisibles), y el hecho que me diga, cuando le lleve algún plano en digital, que no los traiga más, que yo debía usar mis manos siempre.



Pero... son las escalas mas grandes, las que también me roban la atención...
el urbanismo, el planeamiento territorial...
siempre pensé en el territorio como una pieza de arte con lenguajes propios a los que entender, la profundidad de su lectura me emocionaba, me hacia querer usar las manos de nuevo.
...es una deuda.
en su momento...aún me queda cuerda en donde estoy.
:)



















isabel está creciendo.
y en septiembre viajo a europa.

lunes, 24 de abril de 2017

arte-ria

vengo de un espacio costoso lleno de productos de la industria del arte,vengo...sumamente mareado, atontado por la cantidad de estímulos, en su mayoría inertes respecto al contexto. Me pregunto...que sentido tiene, algo que se puede sentir cosmético y vacuo... me cuestiona...
Había ido a ver algo diferente, escapar de las inacabadas contradicciones y preguntas que formula la arquitectura, que es lo que consumo a diario...fui a ver algo que me formule una pregunta diferente, que trascienda lo cotidiano de alguna reflexión pasajeras... y encontré... lo mismo, o tal vez menos. ¿La estimulación de los sentidos persé justifica el grado para llamarse arte? ¿tener a un interprete al costado para definir una obra que no termina de ser clara...justifica lo mismo?..............
tal vez el arte, o lo que parece que 'todos' llaman arte, ha dejado de buscar la poesía (sí, hace rato, lo sé.. y eso es lo que desarticula mi cerebro)
y cuando me refiero a la poesía, no hablo más que del sentido poético de las cosas.
Su trascendencia.
La manifestación natural de los elementos que conforman un todo o un uno con su cosmos próximo. Que es código y lenguaje, pero que es organismo también. Vulnera lo regular o lo superficial,...y es una llamada a la reflexión e introspección.
En ese sentido...mi pregunta sobre el arte también deriva en lo que significa su búsqueda interna...
si el ejercicio introspectivo es principalmente del autor, y la reflexión es enteramente personal pese a compartirse como objeto plástico....
qué cosa es lo trascendente....qué es lo prioritario.... el producto...o el proceso?

la necesidad humana por distinguirse, en todas las culturas y en todos los tiempos, adoptan al arte como punto estimulante del desarrollo cultural y social, satisfechas ya sus necesidades básicas. Sí, claro hay una necesidad natural en el ser humano por expresarse, y es ello de las cosas que mas ilustra nuestra humanidad. Pero, y habiendo salido de este último evento...me surge de manera muy natural la pregunta...

para que mierda sirve ahora?...por lo menos lo que vi hoy.




no quiero arte consumible

prefiero llenarme con el vacío.















fff....



no son 


mis 


mejores días.

domingo, 23 de abril de 2017