domingo, 18 de febrero de 2018

ideas sueltas

entendiera mi formación desde la calle de mi barrio, había dispuesto por estas épocas como he sido alimentado por el néctar, la leche de lo que no es fácil. Se me cuestiona mi distracción, mi manera de perderme y enredarme entre los temas, pero gestando alguna historia que el otro no llego a pensar, a mí, un tipo al que se le paga por eso. Se lo dije a G, lo que me hace distraído (y aunque sin soberbia un defecto), es por supuesto, de los pedacitos mentales nebulando que se correlacionan para hacerme ser . He entendido que la arquitectura es una hermosa madre adoptiva, porque algunas cosas que he querido ser, no voy a poder ser, o por lo menos aún no seré.
LLamado por el espacio y su reflexión, un tipo que ha pasado fascinado por la plasticidad de las formas y los felices encuentros; le decía a Carlos, que el trabajo que ahora realizó tendría como el mayor injusto juicio de deberselo exclusivamente a lo aprendido en el pregrado. Lo natural que es coger un boligrafo con un papel en blanco sobre la mesa no puede deberse en absoluto solo a lo que algún otro ser humano me ha instruido.
Se me han ocurrido una serie de recuerdos enlazados a alguna reunión con Elena, y su prolijidad para travestir los espacios, del tipo cual fueren. Recuerdos que me reiteran su frase "todo concluye en el principio".

de pequeño cuando jugaba con basura, reciclando los juguetes rotos que algún amigo deshechaba incorporados al set de historias que trascendían a capítulos diversos en distintas semanas, lo que llamaba "playgo's" adjuntandose a eso. La belleza de la piedras, y la extensa colección de formas, colores, texturas y tamaños en mis bolsillos. Mi cuaderno de hojas blancas, que me permitía soñar y por el que alguna vez peleé, protegiéndolo como si fuese un tesorito de niños que no entendían las prioridades de mis gustos. "Las estampillas", en esta misión me acompaño Elena como pequeña cómplice, antigua muchacha tímida, le decía como tener una colección de filatelia, era como tener micro obras de arte dentro de un pequeño libro, miraba encantada de que los sellos de su abuelo formen parte de mi colección de infancia.

soy conciente de cierta necesidad de estructuras y prioridades...

me fui

lunes, 5 de febrero de 2018

con todo...debo ordenarme más.

miércoles, 17 de enero de 2018

ayer me atropelló un carro, 
mientras iba en bicicleta...


hoy iré a sacarme una radiografía...
(descartar.)



no es para tanto.
solo, me duele un poco el cuerpo.



no quiero 
que pase de nuevo.

sábado, 6 de enero de 2018





Pink moon... lo recuerdan?

---------------
R. V. –¿Qué ama más de las plantas?
Pero es inútil:
C. V. –Yo amo a las plantas por su raíz y no por la flor.
---------------

Vallejo.


viernes, 5 de enero de 2018





el espacio este, el que forma una serie de sonrisas e inseguridades ajenas de mí...me enternecen, me he vuelto un tipo muy calmo, la gente a veces no lo entiende.
El último momento de cierta nostalgia y preocupación, lo tuve con el arribo de aquel correo virtual, lo leí en el último día de una entrega.  En general, soy un tipo que se debe a sus emociones, aquello es también la fuerza que me ha permitido creer y crear, pero como solo ahora, pude guardarme todo lo que recorría mis extremidades originados desde mi centro, para poder así, deberme a una grupo de personas que necesitaban de mí.

Se lo decía a Leire en algún viaje, la gente que me empieza a conocer tiende a contarme profundidades, no me incomoda en absoluto, todo lo contrario, aprecio mejor a cada ser humano que conozco o empiezo a conocer, como la hermosa historia que tiene detrás de sí, con activos o pasivos. Puedo ser un buen escucha, pero soy consciente que no estoy para resolverle el problema a nadie.

Romani, ha sido una bonita lejana compañía desde hace ya más de un año( y por alguna astucia suya es capaz de leer este blog), valoro que haya podido quedarse tanto tiempo. Es joven y debe buscar calma también. Es una hermosa persona, lo sabe...











Es cierto también que a veces me pregunto, que significa no estar en el modo de siempre, el antiguo y oxidado disfrute de la ambigüedad como espacio de incertidumbre y emoción. He sido muy laxo en eso, lo reconozco. Pero ese es un tema aparte y de un espacio diferente.

G, me dice para salir a caminar... y suena bonito...



2018


miércoles, 3 de enero de 2018

martes, 26 de diciembre de 2017





No olvido, por supuesto...que aún te debo una respuesta.