martes, 24 de marzo de 2015

viernes, 20 de marzo de 2015

eucaliptos en el fondo y durante el camino




de las flores heridas....





hermosas, las flores heridas...







las palabras.
nunca he sido bueno con las palabras,
desde niño preferí expresarme por otros medios, alimentar mi curiosidad con piedras
la filatelia por entonces resultaba entretenida
después del recreo, elena, la escritora, le robaba los sellos a su padre y me los regalaba a cambio de hojas que encontraba en mis pericias por la tierra. Vieja amiga, te fuiste cuando el sol recién salía.
Es bueno conocerte de nuevo, H ya convive con su pareja, Paty trabaja con mi hermana y yo sigo de vagabundo. Sí, sigo haciendo cositas con las manos, ahora le dicen arquitectura...y me gusta mucho.



Javier almuerza conmigo regularmente. Gustavo, me llama esporádicamente a preguntar cuando visito Trujillo, y no sé que otra excusa inventarme, de que no quiero enfrentarme a caras conocidas....












....


...



...









Yo estoy bien en esta ciudad adoptiva. Conozco bien estos últimos conceptos.
Y en la vida me equivoco a veces, trastabillo, caigo de muelas y cicatrizo.
Pero ando y crezco, y de eso se trata (no?).





La mesura del aire, rosando los eucaliptos,
son tiempos nuevos para esta cavidad.
=)










Qué será del teatro(?)









sábado, 14 de marzo de 2015

lunes, 9 de marzo de 2015

domingo, 8 de marzo de 2015

con el tiempo.


con el tiempo aprendí que los espacios en el corazón se ganan,
y también se pierden
con el tiempo aprendí que las palabras, en efecto, son importantes
pero que los hechos son determinantes
que la coherencia, mas que un dogma, es salud

con el tiempo crecí, morí, y volví a crecer
que la libertad de mis pies, son consecuencia de lo respirado y lo tocido

que la realidad, tal cual, es poesía pura,
y es hermosa
que no necesito unicornios en mi jardín,
que mis estrellas están mas aquí que allá
que todo está conectado
que mis espacios son un único espacio


con el tiempo aprendí de mis temores e inseguridades,
supe el valor que tenía
y el cariño que merecía
sin adornos inútiles pero siempre con sonrisas.

con el tiempo supe detenerme, mirar a los costados y hacia atrás
pero sin dejar de tener los pasos hacía adelante
que ir despacio, no está mal
que por el contrario, es respetar procesos propios






con el tiempo aprendí a sonreír después del llanto
y a valorar cada lágrima..
























...pero todo eso,  solo con el tiempo.




viernes, 6 de marzo de 2015
































tantas cosas en la cabeza,
y en el corazón...



me cuesta verbalizar...
=)